DEBATE DE PERSONERAS
Por: Pilar Ruiz - Hugo Uscategui           Fecha: 2017-03-02           Cargo: Docentes - Area de Sociales     
 

Uno de los pilares de las sociedades modernas es en efecto el ejercicio y el derecho a la participación democrática en búsqueda de la construcción de una sociedad más diversa y tolerante, donde los principios de sociabilidad y los derechos humanos sean los cimientos de la formación de una sociedad dinámica y participativa. Las votaciones y el ejercicio de la Democracia son un elemento básico para la construcción de sociedad y de sociabilidad entre los conciudadanos, por eso, es deber de la educación en sus diversos campos,  formar de manera integral a personas capaces de relacionarse en sociedad y de construir de manera activa su entorno social.
En aras a una sociabilidad de paz y reconciliación muy pertinente en el contexto actual, el ejercicio democrático va más allá del simple hecho de delegar una responsabilidad a una persona específica, más bien el ejercicio democrático es el hecho de ser partícipes de la construcción de un mundo y de una sociedad más integradora y más respetuosa con el entorno en el cual vivimos. La democracia y el ejercicio del poder en nuestra sociedad controlan y condicionan las libertades, es decir, es un acto de compromiso con el mundo en el cual vivimos y es una forma de educarnos para ser libres y saber aplicar dicha libertad en nuestras vidas. 

 
%3Ciframe%20id=%22i_galeria_1%22%20name=%22i_galeria_1%22%20frameborder=%220%22%20style=%22width:560px;%20border:0;%20height:390px;%20overflow:hidden;%22%20scrolling=%22no%22%20%20marginheight=%220%22%20marginwidth=%220%22%20src=%22mostrar_galeria.php?NOMBRE=9_20170314105005&width=560&height=390%22%3E%3C/iframe%3E